El método canguro

canguro2

El método canguro (MC) constituye una técnica eficaz que permite cubrir las necesidades del bebe en materia de calor, lactancia materna, protección frente a infecciones, estimulación, seguridad y amor.

El método canguro es la atención a los niños recién nacidos manteniéndolos en contacto piel a piel con su madre. Se trata de un método eficaz y fácil de aplicar que fomenta la salud y el bienestar tanto de los recién nacidos prematuros como de los nacidos a término.

Los primeros en presentar este método fueron los doctores Rey y Martínez en Bogotá, Colombia, donde se desarrolló como alternativa a los cuidados en  incubadora, inadecuados e insuficientes, dispensados a recién nacidos prematuros que habían superado dificultades iniciales y que necesitaban únicamente alimentarse y crecer. Casi dos décadas de aplicación e investigación han dejado claro que el MC constituye in algo más que una alternativa a los cuidados en incubadora. Se ha puesto de manifiesto que el MC repercute eficazmente en el control de la temperatura, la lactancia materna y el desarrollo de vínculos afectivos referidos a todos los neonatos, al margen de su entorno, peso, edad gestacional y situación clínica.

Los vínculos afectivos entre los padres y el bebé

El rol de los padres de un recién nacido es muy importante y sus cuidados contribuyen a establecer un vínculo afectivo y duradero entre padres e hijos.

Para crecer de una manera saludable es necesario cubrir sus necesidades fisiológicas; alimento, higiene, cambio de pañal…así como establecer un contacto y vínculo afectivo durante los primeros años de vida.

El método canguro estrecha ese vínculo con el recién nacido debido al contacto piel con piel, el olor,  las caricias, los sonidos, las miradas, las sonrisas…

Ventajas del método canguro para el bebé y para los papás

Es la forma de establecer el contacto piel con piel entre los padres y el recién nacido. Este tipo de contacto es muy enriquecedor para ambos ya que ayuda a aprender a manejar al bebé, a perder el miedo a cogerlo, a conocerlo y generar un nexo de unión.

El método canguro ofrece una regulación térmica estable, facilita la producción de leche de la madre al estar en contacto permanente con el bebé, favorece que el bebé aumente de peso más rápidamente, que presente menos infecciones y así pueda tener una menor estancia hospitalaria.

Además la posición del bebé en el Método Canguro le ayuda a respirar mejor, a regular mejor la temperatura y a tolerar bien la alimentación.

El Método Canguro también tiene beneficios para los padres ya que el contacto físico facilita el reconocimiento del recién nacido como hijo propio. Aumenta el sentimiento de participación activa en el cuidado, disminuye el sentimiento de ansiedad y angustia, e integra al bebé en el núcleo familiar.

¿Cómo colocarse para el Método Canguro?

Se coloca al bebé sobre el pecho desnudo de los padres para mantener un contacto continuo piel con piel. Se coloca al bebé en posición vertical con los brazos abiertos, con la cabeza girada para un lado y un poco hiperextendida para qye puda respirar mejor y poder verle la cara. Una vez, estén ambos cómodos, cubrirán al bebé con un arrullo para disfrutar del momento.

Es posible que durante los primeros minutos tarden ambos en acomodarse, después, poco a poco el bebé se irá durmiendo y se relajará.

¿Qué necesita el bebé para el Método Canguro?

  • Un gorro
  • Un arrullo
  • Un chupetecanguro

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.